¡Descubre la irresistible leyenda de los calçots y salsa romesco que te hará salivar ahora!

Los calçots son una delicia culinaria típica de Cataluña que ha ganado popularidad en los últimos años tanto a nivel nacional como internacional. Estos tiernos y sabrosos puerros asados a la parrilla son el ingrediente principal de una tradición que reúne a familiares y amigos alrededor de una buena mesa. Pero no se pueden disfrutar plenamente sin la salsa romesco, un acompañamiento irresistible que complementa a la perfección el sabor único de los calçots. En este artículo, te invitamos a descubrir más sobre la leyenda de los calçots y la increíble salsa romesco que te hará salivar desde el primer bocado.

Historia de los calçots

Los calçots tienen una historia antiquísima que se remonta al siglo XVIII en Cataluña. Se cree que fueron creados accidentalmente por un agricultor llamado Xat de Benaiges, quien, al cubrir con tierra los brotes de puerro para protegerlos del frío, los consiguió más tiernos, suaves y dulces.

Desde entonces, los calçots se han convertido en un ícono gastronómico de Cataluña y en un plato estrella de las tradicionales «calçotadas». Esta fiesta gastronómica se celebra durante los meses de invierno y primavera, donde se asan los calçots a la parrilla y se disfrutan junto a una amplia variedad de carnes, embutidos y vino.

Ingredientes y preparación de los calçots

Los calçots, aunque se asemejan a los puerros, tienen su propia peculiaridad. Su cultivo y preparación son fundamentales para su sabor y textura inigualables.

Los calçots se cultivan en un proceso especial que implica la cobertura de la base de los brotes de puerro con tierra mientras crecen. Esta técnica se conoce como «calçar» y es esencial para obtener el característico tallo blanco y tierno de los calçots.

La preparación de los calçots incluye asarlos a la parrilla hasta que estén tiernos y ligeramente quemados por fuera. No se deben subestimar los aromas y sabores que se desprenden durante la cocción de los calçots. Este paso es crucial para obtener la textura y el sabor perfectos antes de sumergirlos en la intensa salsa romesco.

La salsa romesco: el acompañamiento perfecto

La salsa romesco es la pareja perfecta de los calçots. Esta salsa tradicional catalana tiene una base de tomate, ñoras (un tipo de pimiento rojo seco), almendras, avellanas, ajo, aceite de oliva, vinagre y pimienta.

Para su preparación, los ingredientes se asan o se tuestan antes de ser triturados hasta obtener una salsa suave y homogénea. La combinación de sabores resulta en una mezcla irresistible con un toque ligeramente picante que realza el sabor de los calçots y los convierte en un verdadero deleite para el paladar.

Beneficios nutricionales de los calçots

Además de su increíble sabor, los calçots también ofrecen una amplia gama de beneficios nutricionales. Son una fuente importante de fibra, lo que ayuda a mejorar la digestión y favorece la salud intestinal. También son ricos en vitamina C, vitamina K y ácido fólico, nutrientes esenciales para el mantenimiento de una buena salud.

Los calçots también contienen fitoquímicos como los flavonoides, que son antioxidantes y pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares y ciertos tipos de cáncer. Además, su bajo contenido calórico los convierte en una opción saludable para incluir en una dieta equilibrada.

¿Cómo se sirven los calçots?

La forma tradicional de disfrutar los calçots es arroparlos en papel de periódico, permitiendo que se mantengan calientes y conservando su sabor y textura mientras se comparte una agradable comida. Para comerlos, se pelan las capas exteriores quemadas y se sumergen en la salsa romesco antes de devorarlos con la mano.

¿Cuáles son las variantes de la salsa romesco?

Aunque la receta clásica de la salsa romesco es deliciosa por sí sola, existen algunas variantes que agregan aún más sabor a esta sabrosa salsa. Algunas opciones populares incluyen el uso de pimientos rojos asados, pan tostado, picante, o incluso la adición de piñones o nueces. Estas variaciones pueden ser un toque gourmet para aquellos que deseen experimentar y jugar con los sabores.

¿Dónde puedo encontrar calçots y salsa romesco?

Los calçots y la salsa romesco son fáciles de encontrar en Cataluña, especialmente durante la temporada de las calçotadas. Muchos restaurantes y mercados locales ofrecen esta deliciosa experiencia culinaria para que puedas disfrutarla en todo su esplendor.

Además, gracias a su creciente popularidad, los calçots y la salsa romesco también se han expandido más allá de Cataluña y pueden encontrarse en algunos restaurantes y tiendas especializadas en otras partes de España y del mundo.

¿Cómo puedo preparar calçots y salsa romesco en casa?

Si no tienes la oportunidad de disfrutar de los calçots y la salsa romesco en un restaurante o en una calçotada, ¡no te preocupes! También puedes prepararlos en casa y deleitarte con esta increíble combinación.

Para preparar los calçots, asa los puerros en una parrilla o en el horno hasta que estén tiernos y ligeramente quemados por fuera. Luego, retira las capas exteriores quemadas y disfruta de los calçots sumergiéndolos en la salsa romesco.

Para hacer la salsa romesco, asa los pimientos rojos y las ñoras, luego pélalos y retira las semillas. Tritura los pimientos, las ñoras, los tomates, las almendras, las avellanas, el ajo, el aceite de oliva, el vinagre y la pimienta en un procesador de alimentos hasta obtener una salsa suave y homogénea.

Conclusión

Los calçots y la salsa romesco conforman una combinación gastronómica irresistible que no puedes dejar de probar. La historia y la tradición que rodean a los calçots los convierten en un plato único y especial, perfecto para ser disfrutado en buena compañía. Además, los beneficios nutricionales de los calçots y la deliciosa salsa romesco hacen de esta experiencia culinaria algo aún más memorable. Así que, ¿por qué no te animas a organizar tu propia calçotada y deleitarte con esta deliciosa pareja de sabores?

Preguntas frecuentes

¿Cuál es el origen de la salsa romesco?

La salsa romesco es originaria de Cataluña, y se cree que fue creada por los pescadores para acompañar el pescado. Desde entonces, se ha convertido en una salsa emblemática de la región y es ampliamente utilizada en muchos platos típicos catalanes.

¿Puedo utilizar la salsa romesco para otros platos además de los calçots?

¡Por supuesto! La salsa romesco es muy versátil y puede ser utilizada como acompañamiento para una variedad de platos. Va muy bien con carnes a la parrilla, verduras asadas e incluso como aderezo para ensaladas. Su sabor único y su textura hacen que sea un complemento delicioso para muchas preparaciones.

¿Cuáles son las propiedades nutritivas de la salsa romesco?

La salsa romesco es rica en antioxidantes debido a los ingredientes como los tomates, las almendras y las avellanas. También es una buena fuente de grasas saludables gracias al aceite de oliva, que contribuye a una dieta equilibrada. Sin embargo, es importante consumirla con moderación debido a su contenido calórico.

¿Puedo comprar salsa romesco en lugar de hacerla casera?

Sí, ¡puedes encontrar salsa romesco lista para su consumo en algunos supermercados o tiendas especializadas! Sin embargo, te animamos a probar la experiencia de hacerla en casa, ya que es muy sencilla de preparar y podrás ajustar los sabores a tu gusto. ¡Nada se compara con el sabor de una salsa romesco casera!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies